BogoMusic: marzo 2005

jueves, marzo 31, 2005

La Fundación Amigos del Teatro Colón


Fundación Amigos del Teatro Colón

Anoche estuve en un recital de la mezzo-soprano Ximena Bernal y el pianista Jasón Ponce en el foyer del Teatro Colón. El recital fue muy sobrio y agradable, presentando un repertorio variado, Debussy (Chansons de Bilitis), Brahms (Acht Zigeunerlieder), Händel (Cara sposa de Rinaldo), Mozart (Voi che sapete de Las Bodas de Fígaro) y De Falla (Siete canciones populares españolas). Como bis interpretaron la Habanera de Carmen (Bizet). Me pareció en varios pasajes que el piano y la voz no estaban bien balanceadas, pero en general fue una presentación sin accidentes, con un público muy respetuoso y agradecido, no solo por el recital sino por la labor de Ximena como maestra de canto residente en el Teatro Colón.

Este recital fue dado a los miembros de la asamblea de la Fundación de Amigos del Teatro Colón, una organización que poco a poco ha dejado grandes marcas en la vida del teatro (la restauración de la marquesina -no tengo la palabra exacta en este momento- es tal vez el ejemplo más palpable de su impacto). La Fundación de Amigos, si no estoy mal, nació por iniciativa de Clarisa Ruiz, actual directora de artes del Ministerio de Cultura. Estas fundaciones existen para involucrar a los particulares y a la empresa privada en la vida de bienes públicos. Existen la Asociación de amigos de la BiblioRed y la de Amigos del Museo Nacional, por ejemplo.

Ser amigo de la Fundación de Amigos del Teatro Colón no es muy difícil. Estudiantes y personas de la tercera edad pagan $20,000 anuales, los amigos pagan $50,000 y los amigos benefactores pagan $150,000. Para hacerse amigo lo mejor es contactar a la Fundación en el 334-7619 o por correo amigosteatrocolon@cable.net.co. Vincularse a estas iniciativas nos fortalece como comunidad y nos lleva a vitalizar espacios de encuentro cívico como el Teatro Colón.

PD
Al momento de escribir el site del Ministerio estaba caído. Es posible que algunos links no funcionen.

miércoles, marzo 30, 2005

Concertinos


Ilkka Talvi

Esta es la foto del violinista que escribe Of Music and Men, el blog del que escribí ayer.

Esta controversia ha generado que en Seattle se esté hablando bastante acerca de los concertinos, qué hacen y su proceso de selección. En Seattle, Gerard Schwarz, el director musical, ha invitado a dieciséis violinistas a tocar de invitados. En estas invitaciones los y las violinistas no sólo tocan con la orquesta sino que cenan en casa de Schwarz con su familia y miembros de la junta directiva, presentan una audición frente a otros músicos de la orquesta, presentan un recital como solistas, y visitan a una pareja de mecenas que financian el cargo de concertino - esta pareja tiene una colección de Stradivarius y Guarneri y Schwarz lleva a los candidatos a probarlos.

El año pasado se retiró de la Orquesta Filarmónica de Bogotá el concertino Luis Martín Niño. Además de ser un violinista como ninguno que haya tocado en una orquesta colombiana, Luis Martín es una persona de inmensas cualidades humanas y artísticas. El violín y el arco son extensiones de su ser - cuando toca es como si estuviera depositando su alma en quien lo escucha. Luis Martín está tocando en Chile en la Orquesta del Teatro Municipal como uno de los concertinos. Al parecer, después de mucho buscar, el comité de la orquesta escuchó diez compases tocados por Luis Martín y el veredicto fue inmediato.

Desafortunadamente aquí esta gran pérdida pasó sin pena ni gloria en las noticias culturales. Sin muchas posibilidades para desarrollarse como solista en un país con pocos espacios para la música clásica y estando en una orquesta que después de un año y medio todavía no tiene director titular y después de un año sigue sin director ejecutivo, las perspectivas obviamente eran mejores en otro lado. Ojalá las orquestas nacionales (la Sinfónica y Filarmónica aún sin concertinos) lo sigan invitando como solista y como primer violín invitado.

martes, marzo 29, 2005

Blogs "clásicos"


Imagen del blog Of Music and Men

Ilkka Talvi fue concertino de la Orquesta Sinfónica de Seattle hasta hace unas semanas. Su contrato no fue renovado por la orquesta y éste, junto con el sindicato de músicos, elevó una denuncia ante las cortes locales. El violinista ha decidido iniciar un blog (Of Music and Men) en el que escribe sobre el trabajo de un músico de orquesta, su apreciación sobre el trabajo de directores y sobre su situación en Seattle.

Lo recomiendo para cualquiera que piense que la belleza que puede surgir de un escenario vive también en la tras-escena de las artes. Es también interesante porque empieza a mostrar el efecto que pueden tener los blogs en el hermético mundo de la música clásica donde los secretos, las negociaciones y los intereses se guardan con más celo que los asuntos de estado. Estoy seguro que no será el último blog de la música clásica en aparecer.

lunes, marzo 28, 2005

Inscripciones abiertas para Música Antigua


Música Antigua para Nuestro Tiempo

Anexo la información que me llegó...

Convocatoria a audiciones e inscripciones al Proyecto cultural y académico Música Antigua para nuestro tiempo Colombia - Schola Cantorum Basiliensis Bogotá D.C. julio 24 a agosto 5 de 2005

Entre el 24 de julio y el 5 de agosto se llevará a cabo la tercera fase del proyecto, con la participación de los profesores de la Schola Cantorum Basiliensis Gerd Türk (tenor), Jörg-Andreas Bätticher (clavecinista y organista), de los exalumnos Cosimo Stawiarski (violinista), y de los estudiantes colombianos Andrés Silva (tenor) y Carlos Federico Sepúlveda (director artí­stico), entre otros invitados. Los interesados en participar en las actividades previstas para el 2005, que tendrán como núcleo el montaje del Oratorio Il Trionfo del Tempo e della Verita de George F. Händel, lo podrán hacer en alguna de las siguientes modalidades:

PARTICIPANTES ACTIVOS
Los interesados en participar de forma activa en el montaje de la obra deberán presentarse a las audiciones de preselección, que serán grabadas en formato DVD. Las grabaciones serán enviadas a la Schola Cantorum Basiliensis donde se hará la selección final, cuyos resultados serán dados a conocer a comienzos de mayo.


1. Cantantes: las audiciones de canto se realizarán el sábado 16 de abril en el Foyer del Teatro de Cristóbal Colón, a partir de las 2:30 p.m.

1.1. Repertorio: quienes deseen presentarse a estas audiciones deberán hacerlo con una obra del periodo barroco, en italiano, con una duración entre 3 y 6 minutos. En el formato de inscripción se debe precisar la obra con la que se va a participar.

2. Instrumentistas: las audiciones de instrumentos se realizarán el sábado 16 de abril en el Foyer del Teatro de Cristóbal Colón a partir de las 9:00 a.m.

2.1. Repertorio Se podrán presentar únicamente instrumentistas individuales con obras del periodo barroco, con una duración entre 3 y 6 minutos. En el formato de inscripción se debe precisar la obra con la que se va a participar. Nota: La instrumentación del Oratorio Il Trionfo del Tempo e della Verita, de G. F. Händel, es la siguiente: flautas dulces, oboes, fagot, continuo y cuerdas.

Fecha límite de inscripciones:
MIÉRCOLES 13 DE ABRIL hasta las 5:00 p.m. Los PARTICIPANTES ACTIVOS seleccionados en las audiciones NO pagarán ningún valor por concepto de inscripción.

GRUPOS DE CÁMARA
La inscripción en esta categoría da derecho a participar en todas las actividades programadas (excepto los conciertos y montaje del Oratorio): conferencias, clases magistrales y talleres. Se podrán presentar grupos de cámara para trabajar repertorio barroco, con obras que ya tengan montadas. Esta selección se hará el día lunes 25 de julio a las 9:30 a.m. en el Conservatorio de Música de la Universidad Nacional de Colombia, con la presencia de los profesores de la SCB.

Repertorio: quienes deseen presentarse a estas audiciones deberán hacerlo con una obra del periodo barroco, con una duración entre 3 y 6 minutos. En el formato de inscripción se debe precisar la obra con la que se va a participar. Valor de la inscripción por grupo: cuarenta mil pesos m/cte. ($40.000). Esta inscripción se cancelará una vez sean aceptados en la audición.

Fecha límite de inscripciones:
JUEVES 14 DE JULIO hasta las 5:00 p.m.

OBSERVADORES - INSCRIPCIÓN GENERAL
La inscripción en esta categoría da derecho a participar en todas las actividades programadas (excepto los conciertos): conferencias, clases magistrales, talleres y ensayos parciales y generales del oratorio de Händel. Valor de la inscripción: cincuenta y cinco mil pesos m/cte. ($55.000)


Fecha límite de inscripciones:

JUEVES 14 DE JULIO hasta las 5:00 p.m.
OBSERVADORES - INSCRIPCIÓN PARCIAL

La inscripción en esta categoría da derecho a participar únicamente en las conferencias y en los talleres. Valor inscripción parcial: treinta y cinco mil pesos m/cte. ($35.000)
Fecha límite de inscripciones:

JUEVES 14 DE JULIO hasta las 5:00 p.m.
El valor de la inscripción se deberá consignar en la cuenta de ahorros de DAVIVIENDA número 900 07193 0981 a nombre de Corporación Coro Capella Sacra. Se deberá anexar al formulario de inscripción fotocopia del volante de consignación.

INSCRIPCIONES:
Centro de Extensión Académica de la Facultad de Artes de la Universidad Nacional de Colombia Responsable: Maestra Carmen Barbosa
Teléfonos: 3165000 ext. 12227 - 12223

Departamento de Música, Pontificia Universidad Javeriana, Carrera 7 No. 40-62
Edificio Pablo VI
Responsable: Rosa Helena Toro
Teléfonos: 320-8320 ext. 2449 ó 343-1324

Los interesados se podrán inscribir vía correo electrónico, enviando el formato diligenciado y copia de la consignación a la siguiente dirección: scb@cable.net.co

jueves, marzo 17, 2005

Juntas Directivas

"Though the CEO serves at the pleasure of the board, the board has certain responsibilities ... It is up to the board to keep an eye on the budget, cash flow and spending, and the board should be evaluating the performance of the CEO."
Richard Kessler, director ejecutivo del Center for Arts Education en Nueva York y antiguo director del American Music Center, citado en un artí­culo de The Salt Lake Tribune

Hace poco fui invitado a ser miembro de la junta directiva de una entidad cultural bogotana. Para muchos este puede ser un gran privilegio y una gran oportunidad de estar hombro a hombro con personas de gran influencia. Esto es lo que pasa en Estados Unidos donde, por ejemplo, ser miembro de la junta directiva del Museo de Arte Moderno (MoMA) en Nueva York es ser LA crema y nata de la ciudad. Me meto en este tema porque recibí en un resumen de noticias electrónico de la American Symphony Orchestra League (ASOL) una noticia sobre las deficiencias en el manejo de la fusión de la Sinfónica y la Ópera de Utah y cómo esto ha forzado a la nueva entidad a usar dineros donados para cubrir déficits. Este artículo me puso a pensar sobre el rol de las juntas en entidades culturales colombianas y el de las juntas en Estados Unidos.

En EUA, las juntas por lo general están compuestas por gente muy influyente de la comunidad que tiene un verdadero deseo de aportar con sus conocimientos, contactos y patrimonio al crecimiento y desarrollo de la entidad. Muchas veces ese deseo se da simplemente por una exigencia moral, una expectativa de parte de la comunidad. En Colombia los miembros de junta no están obligados a aportar recursos y la mayoría de las veces lo que más aportan es su nombre y su ayuda cuando la entidad necesita un descuento en contratos de publicidad o cosas por el estilo. Es decir, el nivel de intervención y compromiso de las juntas en EUA es mucho más alto. Esto lo hacen muchas veces gracias a la composición numerosa de la junta y la división de la misma en comités especializados (comités de mercadeo, recaudación de fondos, educación, ejecutivo, etc.). Esta estrategia le permite a las entidades recibir atención y supervisión especializada, un acompañamiento más constante de parte de la junta, y una eficiencia decisoria mucho más alta.

Aquí, donde las juntas son más pequeñas, la mayoría de las veces éstas se limitan a recibir informes y aprobar el presupuesto. Me parece importante que al interior de las mismas se plantee sus obligaciones en otros campos administrativos y su capacidad de guía de las entidades, pues muchas veces éstas pierden su rumbo por decisiones arbitrarias de gran impacto realizadas por un director ejecutivo desbocado o con intereses particulares.

Para los interesados, en Amazon.com hay varios libros sobre el rol y el liderazgo de las juntas directivas en el sector sin animo de lucro (buscar por "nonprofit boards") y en el web site de la ASOL también tiene una guía a la ética y responsabilidad de las juntas de las orquestas sinfónicas en Estados Unidos.

jueves, marzo 10, 2005

El Cuarteto Leipzig en Bogotá



El martes 8 y el miércoles 9 de marzo tocó el Cuarteto Leipzig en la Biblioteca Luis Ángel Arango. Los conciertos distaron bastante de ser satisfactorio. Es más, se podrí­a decir que el primero fue un soporífico increíble y que el del miércoles nueve, con distinto repertorio, fue mejor pero no lo suficiente como para creer que la impresión del día anterior había sido errada. El primer concierto incluyó el Cuarteto No. 11 de Beethoven, el Cuarteto No. 3 de Giacinto Scelsi y el Cuarteto en la mayor de Schumann. El segundo recital incluyó el Cuarteto en la menor Op. 13 No. 2 de Mendelssohn, Microludia de Kurtág, y el Cuarteto No. 12 de Beethoven. En el papel pintaban bien.

Dice el web site del cuarteto que el cuarteto fue fundado en 1988 y que es uno de los más aclamados en la escena internacional de la música de cámara. Bueno, seguramente han sido aclamados en muchas partes. Aquí fueron aplaudidos pero no aclamados y no fue para menos. El cuarteto tiene un nivel técnico impecable: hubo pasajes interpretados por el primer violín (creo que es Andreas Seidel) en los que parecía no haber digitación sino un flujo permanente de notas que tejían una melodía. Sin embargo, el ensamble en sí, más allá de su precisión, manejo de dinámicas y un obvio conocimiento de las obras, dio un par de presentaciones aburridas y sin carácter.

El Scelsi estuvo bien interpretado pero la obra no es la última maravilla - seguramente por eso es que no es un compositor conocido por todos. De resaltar, el Mendelssohn y el Kurtág. El primero por una delicadeza interpretativa y un aprovechamiento del lenguaje romántico. La segunda porque la interpretación fue divertida, exprimiendo el humor y la sencillez de cada uno de los doce pequeños movimientos. Ah, y por ofrecerle a Bogotá un repertorio novedoso. Sin embargo, de muy pobre espíritu fueron las interpretaciones de los dos cuartetos de Beethoven y del Schumann, obras que seguramente atrajeron a varios espectadores. Exactas y aburridas como una lectura en voz alta de un manual de contabilidad podría ser la mejor descripción.

¿Por qué pasaría eso? La respuesta me esquiva sin saber demasiado acerca del cuarteto. Tengo una teoría un poco chiflada pero la lanzaré al aire. Decía el programa, al igual que el web site del cuarteto, que el repertorio del ensamble es amplio e incluye el tradicional (Beethoven, Schubert, Schumann, et al) así como el de compositores de la segunda escuela vienesa y contemporáneos. Al leer con más detalle la hoja de vida se ve que a este segundo repertorio le han dedicado tiempo y que es algo que trabajan con seriedad y entusiasmo. Muchas veces, y esta es una interpretación completamente personal, muchos artistas terminan especializándose - simplemente se sienten más cómodos con cierto lenguaje, cierta estética. Salirse de ahí, puede ser aventurado o hasta incómodo. Me pregunto si en este caso el cuarteto nada entre el repertorio contemporáneo pero se siente atado dentro del clasico.

Al mirar la página web en donde se anuncia su próximo concierto en la Universidad de Vermont he encontrado que interpretarán Beethoven, Berg y Brahms. En Salt Lake City (Utah, EUA), su próxima parada, no se qué van a tocar porque no aparece en ninguna de las páginas que anuncian su concierto pero me suena que puede ser algo así como... Schubert, Webern, Beethoven. ¿Entienden el patrón? Clásico 1-Siglo XX-Clásico 2 (en donde Clásico 1 o 2 siempre será Beethoven). No sé si esté en lo cierto pero me suena que al cuarteto se siente en su territorio interpretando música del siglo XX pero no se atreve a lanzarse a ser el próximo Cuarteto Kronos.

Beethoven, Schumann, Schubert, Mozart y Mendelssohn son compositores del siglo XVIII y XIX pero no por eso tienen que sonar secos y aburridos. Como me decía una niña muy joven que estaba sentada al lado mío en el segundo concierto, si uno se aburre en un concierto la culpa no es de uno. De igual manera una persona que estaba en el auditorio me dijo que el Scelsi le sonaba como abejitas y que el Kurtág a "plish plash plum". Pues para mí unas abejitas y un "plish plash plum" expresivos son mucho más que un Beethoven lánguido.

El público, como ya dije, aplaudió. El martes el cuarteto ofreció un bis ante la pequeña insistencia del público. El miércoles, cuando el auditorio estaba a reventar, salieron a agradecer un par de veces los aplausos pero la gente no insistió en la ñapa. Por algo sería.

miércoles, marzo 09, 2005

Entrevista a Federico Sepúlveda - 2a Parte



1. ¿Cuál es el objetivo final de este proyecto? ¿Qué quieren concretar?
R/Queremos tener a largo plazo un espacio para la educación formal en música antigua en Colombia, a manera de postgrado, maestría o especialización.

Esta primera fase del proyecto, que culmina a principios de agosto de 2005, demostró que hay suficientes músicos con gran talento y un interés serio por el estudio y la profundización en esta música. Pero no queremos empatar directamente con el proyecto de educación formal. Habrá una fase intermedia, durante la cual seguirán las visitas desde Suiza, las cuales tendrán cada vez un carácter más académico. Vendrán menos personas y permanecerán más tiempo. Al mismo tiempo hay que ir adelantando otros procesos como la adquisición de una biblioteca con los requisitos mínimos para la apertura de un programa como el que queremos abrir.

2. ¿En qué parte del proceso va el proyecto?
R/ Creo que la pregunta quedó respondida con la anterior.

3. ¿Qué dificultades ha encontrado en el camino hacia ese objetivo?
R/ Dificultades de tipo estructural, sobretodo. Queremos trabajar en conjunto con las instituciones educativas que han demostrado su interés en este proyecto. Pero la formulación de la fase académica formal en conjunto con varias instituciones, así como trae ventajas muy grandes, trae dificultades difíciles de resolver. Estamos apenas empezando a "aterrizar" esta fase del proyecto. Habrá una evaluación final de la primera parte en agosto, y a partir de allí tendremos que sentar las bases para lograr un trabajo eficiente y con metas claras y muy bien definidas.

4. ¿Qué repertorio se ha trabajado en el proyecto y por qué se ha elegido?
R/ Los puntos claves del proyecto han sido obras "grandes", que puedan involucrar a un grupo numeroso de participantes en Colombia. Las obras han sido elegidas por los profesores invitados. El primer año tuvimos dos conciertos al final: uno con las obras de John Eccles "Hymn to Harmony" y "The Judgement of Paris", otro con la obra "The Passions".

El primero tuvo un resultado muy bueno, fue la primera experiencia de muchos de los estudiantes con instrumentos antiguos o adaptados, y se logró un buen acercamiento al sonido. El concierto de "The Passions", de William Hayes, fue una experiencia a nivel académico enriquecedora: el coro aprendió mucho, los solistas se enfrentaron a nuevas maneras de abordar la música. Pero el resultado musical no fue bueno, especialmente la noche del concierto. Los instrumentos no respondieron a la temperatura de la sala y en general no hubo una comunicación clara entre los músicos.

Esto nos sirvió para no ser tan ambiciosos y dejar un concierto grande como meta y objetivo final, que el segundo año fue "Dido y Eneas" de H. Purcell, para el cual se escogieron dos repartos. El primer reparto dio su concierto en septiembre de 2004. Allí se trabajó con una especialista en gestualidad barroca y se lograron resultados a ese nivel que impactaron tanto a los asistentes como a los mismos estudiantes. El sonido de la orquesta se ha venido depurando, y considerando que, en total, los estudiantes no han tenido un instrumento barroco en las manos más de tres meses, pienso que se ha hecho un trabajo extraordinario con ellos. La versión de febrero fue una versión de perfil más académico, que sirvió entre otras cosas para mantener la continuidad del trabajo y no esperar otro año para que los estudiantes vuelvan a acercarse a este repertorio con estos instrumentos.

5. Finalmente, sé que ha tenido la intención de crear una orquesta en Bogotá que pueda desarrollar este repertorio de manera más continua. ¿En qué va esa idea?
R/ Esta idea pensamos involucrarla al proceso académico que nacerá, ya que consideramos que el soporte teórico enfocado hacia la práctica debe estar presente para realizar un trabajo serio en este campo.

Escribe Federico...
Quisiera comentar un aparte de tu corta apreciación sobre la versión de febrero de Dido y Eneas, que a continuación cito:
"Al ser un proyecto con gran componente pedagógico, no considero prudente entrar a comentar la actuación de artistas en formación. Sólo mencionar la gran calidad del sonido del coro dirigido por Alejandro Zuleta, la calidad del acompañamiento de la joven Ana Isabel Zorro en el chelo y una gran falencia en todos los cantantes: la pronunciación y dicción - por un momento pensé que se estaba cantando la versión en griego de Dido y Eneas."

No estoy de acuerdo con tu primera apreciación: pienso que, al ser un proyecto con un gran componente académico, debe comentarse desde otro punto de vista, pero debe hacerse, ya que estos comentarios nos ayudan, tanto a los estudiantes como o todos lo que estamos envueltos en el mismo, a ver qué capta el público, qué capta alguien con tus conocimientos y tu trayectoria y qué podemos hacer mejor. Y alguien con tus herramientas puede con seguridad hacer comentarios que vayan en pro de nuestro proceso.

Pienso que algunos de los solistas (que también están en proceso de formación) tuvieron una pronunciación muy acertada del inglés. Otros, como tú dices, pudieron hacerlo mucho mejor. Teníamos en nuestro grupo de trabajo a una especialista en dicción que, por razones académicas ajenas al proyecto, no pudo estar con nosotros lo suficiente como para haber podido depurar este punto hasta llegar al menos a la claridad en el escenario.

El sonido de la orquesta va poco a poco unificándose. Creo que es importante dar el espacio para que lo mismos estudiantes reaccionen, con su oído y ese nuevo instinto que van desarrollando, a este nuevo sonido y la manera de manejarlo.

En este grupo con el que trabajamos todavía hay una diferencia muy marcada de niveles técnicos, y eso es bastante notable en el escenario. Pero queremos ir con calma y trabajar con los que quieren, y si los niveles se mantienen en unos rangos (que por ahora son amplios), podremos manejarlos para ir avanzando en cada reunión más hacia el sonido y el manejo del estilo que queremos. Esperamos poder mantener más o menos a la misma gente que ha estado estos dos años y medio, para poder consolidar de esa manera un cuerpo sonoro rico y flexible.
Considérate en plena libertad para hacernos las críticas constructivas que consideres pertinentes. Estaremos muy agradecidos de recibirlas.

Responde BogoMusic
Me alegra que de parte del proyecto se esté solicitando crítica. La verdad es que esta labor de criticar no es fácil. Por un lado hay un objetivo de prestar un servicio público de evaluación de lo que se ofrece a la audiencia general y por otro lado hay un objetivo de proporcionar comentarios constructivos. Para ser sincero, estoy aprendiendo poco a poco a hacer este trabajo (de manera voluntaria, además).

Mis primeras impresiones de lo poco que he visto y conocido del resultado del trabajo de Federico en Colombia son las siguientes:
1. Me parece un trabajo admirable, que alguien esté dispuesto a traer lo que ha aprendido y logre traer conocimientos y experiencias de otras personas es un gran logro.

2. El resultado del trabajo orquestal me parece muy bueno. Hay una gran evolución en los instrumentistas en cuanto a la limpieza y precisión de sus interpretaciones así como de la parte estilística. Creo que el fuerte del proyecto está aquí y no es por azar sino porque creo que ese es el fuerte de Federico, la parte orquestal instrumental.

3. Creo que a nivel vocal, en general, estamos bastante crudos - y no sólo el proyecto de Música Antigua para nuestro Tiempo. Creo que hace una gran falta de referentes locales de calidad y sobretodo creo que hay en general una prisa de parte de la mayoría de los proyectos vocales de meterse en montajes demasiado ambiciosos. ¿Por qué hacer óperas completas sin importar si el desarrollo y la calidad vocal de los/las cantantes se ajusta a las necesidades técnicas e interpretativas? Habiendo estudiado canto me siento en libertad de decir que el repertorio vocal es lo suficientemente amplio como para tener que meter a los estudiantes de canto a hacer óperas completas en vez de arias sueltas. Ni hablar tampoco de la ausencia en la gran mayoría de proyectos de una exploración hacia las arias, chansons, lieder o el repertorio de oratorio que tiene pasajes difíciles pero la mayoría de las veces menos exigentes en su dramatismo que las arias de ópera. No sé si de Suiza haya venido alguien a trabajar interpretación vocal del repertorio antiguo, pues es un campo bastante especializado con unas "reglas" muy singulares en cuanto a ornamentación y expresión.

4. Es importante que este año se empiece a consolidar la unión académica en torno al proyecto. Esto no tiene espera y me parece que en Suiza se debe hacer una evaluación muy concienzuda de los participantes en el proyecto y empezar a tomar decisiones drásticas. Este es un país que sufre de "reunionitis" aguda y estoy seguro que en más de una venida Federico se ha sentado a discutir los planes y las cosas. Me parece que la unión académica se debe empezar a concretar de manera más acelerada porque, si nos ponemos a pensar, ya van casi tres años de trabajo con algunos músicos, es decir más de la mitad de lo que dura una carrera universitaria.
--

Muchas gracias a Federico por sus respuestas.

viernes, marzo 04, 2005

Entrevista a Federico Sepúlveda - 1ra Parte


Federico Sepúlveda

¿Por qué nace el proyecto Música Antigua para Nuestro Tiempo?
R/ Durante mis estudios en Viena (dirección coral y orquestal), mi interés se fue inclinando hacia la música antigua. Me enteré por varios de mis profesores del estudio de posgrado en Teoría de la Música Antigua en la Schola Cantorum Basiliensis, el único que existe a este nivel en el mundo según mis informaciones. Al llegar a Basilea me dí cuenta de las posibilidades que existían para exportar el conocimiento y la experiencia de la SCB, propuse el proyecto en Suiza y en Colombia, y dos años después se hizo realidad. El proyecto nace, entre otros factores, gracias al interés que el público y algunos sectores académicos han ido desarrollando en Colombia a través de actividades de interpretación e investigación a nivel nacional e internacional.

¿Que entidades están involucradas y en qué medida?
INSTITUTO DISTRITAL DE CULTURA Y TURISMO: apoyo financiero a través de convenios interinstitucionales. Adicionalmente participó con los grupos de cámara seleccionados en las convocatorias que adelanta esa institución.

BANCO DE LA REPÚBLICA: apoyo financiero; administración de recursos; organización logística de los eventos académicos y conciertos programados; gestión; divulgación del proyecto a través de su equipo de prensa y de su boletín electrónico; facilitación de espacios para la realización de talleres, conferencias y seminarios. Sede administrativa del proyecto.

MINISTERIO DE CULTURA: a través de su Plan Nacional de Concertación

TEATRO DE CRISTÓBAL COLÓN: apoyo logístico; facilitación de su sala de conciertos y el Teatro Delia Zapata Olivella para realizar ensayos y talleres, divulgación del proyecto y sus conciertos; apoyo financiero al proyecto.

Instituciones suizas:
PROHELVETIA y FUNDACIÓN ARTEPHILA: estas instituciones brindan apoyo financiero correspondiente al pago de los honorarios de los profesores invitados de la Schola Cantorum Basiliensis, seguros de instrumentos, etc.

Sector académico:
SCHOLA CANTORUM BASILIENSIS (Suiza): apoyo financiero, selección de los profesores y egresados de la institución que orientan el proyecto en Colombia. Apoyo para la consecución de recursos con entidades suizas; participación en la elaboración del plan académico.

UNIVERSIDAD NACIONAL DE COLOMBIA: a través del departamento de Música. Apoyo financiero; facilitación del Auditorio León de Greiff, vinculación al proyecto de un número significativo de estudiantes en calidad de participantes activos y observadores generales; registros en video y en audio. Selección de participantes.

PONTIFICIA UNIVERSIDAD JAVERIANA: a través de la Facultad de Artes. Apoyo financiero y administrativo. El coro de cámara ha sido el coro oficial de todos los montajes. Participación activa de los docentes Maria Olga Piñeros y Alejandro Zuleta, vinculación al proyecto un número significativo de estudiantes en calidad de participantes activos y observadores generales. Selección de participantes.

Sector Privado:
CORPORACIÓN CORO CAPELLA SACRA: apoyo administrativo y ejecución de recursos.

DIFERENTES EMPRESAS SUIZAS: apoyo Financiero a través de la Embajada de Suiza en Colombia.

¿Cuál ha sido el recorrido del proyecto desde su inicio hasta ahora?
R/Octubre 2003:
Talleres de música de cámara vocal e instrumental que se organizaron a partir de audiciones y con base en el repertorio traído por los miembros de la Schola Cantorum. Dado que la participación de músicos colombianos fue masiva y superó lo calculado, hubo que adecuar diariamente más espacios de trabajo y ajustar los requerimientos técnicos.

Conferencias, clases magistrales y curso de notación.

Los conciertos programados fueron once en total.

Además de la participación activa (cantantes e instrumentistas que conformaron los grupos para el montaje del repertorio) se dio la de observadores quienes pagaron inscripción en una de estas dos modalidades: la que permitía asistir a todas las actividades (con excepción de los conciertos), y la que permitía asistir solamente a las conferencias y al seminario de notación musical.

Con el ánimo de involucrar a músicos de otras zonas del país, se decidió invitar, con buena parte de los gastos cubiertos, a los directores de dos agrupaciones de música antigua y barroca, con sedes en Cali y en Popayán.

Agosto-septiembre 2004:
El proyecto presentó una cifra record de participación permanente de los interesados. Es así como se tuvieron dentro del grupo de participantes activos a 106 personas que asistieron a todos los eventos programados de manera constante. De igual manera estuvieron presentes 50 observadores generales y 25 parciales quienes se beneficiaron con este proyecto. A los seminarios, tanto de Notación musical como de Gestualidad y Ornamentación Barroca asistieron en promedio 70 personas diariamente, a las conferencias 150 personas a cada una aproximadamente.

Asistieron a los conciertos programados cerca de 1900 personas. Entre ellos el concierto más importante fue el de la obra Dido y Eneas, de Henry Purcell. Para evaluar el impacto del proyecto en los participantes se diseñó y realizó una encuesta, cuyos resultados permiten no solo ver la importancia de éste sino tener información que retroalimente este proyecto.

Febrero 2005:
Repetición de la obra Dido y Eneas, de Henry Purcell, con un segundo reparto. Preparación de dos Concerti Grossi de G. F. Händel con el fin de continuar con el trabajo orquestal realizado por Cosimo Stawiarski y por mí desde el principio del proyecto. El Teatro Colón se llenó y quedó gente por fuera.

¿Cómo encontró el nivel de conocimientos sobre música antigua al iniciar el proyecto?
R/Muy poco unificado. Cada estudiante tenía conceptos muy diferentes y algo confusos. Conceptos formados a partir de conciertos, de percepción auditiva y de algunas actividades académicas, pero todavía faltos de bases técnicas y teóricas para llevarlos a la práctica con la seguridad necesaria para hacer del proceso un acto propio.

¿Ha habido una evolución en la calidad y el conocimiento de los músicos desde que empezó el proyecto?
R/De acuerdo a la percepción de los diferentes profesores invitados de la SCB, la respuesta de los estudiantes ha sido más que satisfactoria: Además de la disposición para aprender, han destacado de forma unánime la rapidez con la que se han visto y oído resultados. Este último concierto de febrero, en el que la participación de la SCB se redujo a la dirección musical y la participación de Cosimo Stawiarski como concertino, fue una muestra clara de que el acercamiento a la música barroca de parte de los participantes se va moldeando de una manera más clara.

------------------------------------------
El proyecto de Música Antigua para nuestro Tiempo ha recorrido grandes distancias en poco tiempo. La segunda y última entrega de la entrevista estará lista en unos días. Por ahora, los dejo con las preguntas...

1. ¿Cuál es el objetivo final de este proyecto? ¿Qué quieren concretar?
2. ¿En qué parte del proceso va el proyecto?
3. ¿Qué dificultades ha encontrado en el camino hacia ese objetivo?
4. ¿Qué repertorio se ha trabajado en el proyecto y por qué se ha elegido?
5. Finalmente, sé que ha tenido la intención de crear una orquesta en Bogotá que pueda desarrollar este repertorio de manera más contínua. ¿En qué va esa idea?

jueves, marzo 03, 2005

La Sinfónica, Telecom y Jorge Barón


Foto: evaluamos.com

La Orquesta Sinfónica de Colombia acaba de conseguir un patrocinio por 1000 millones de pesos de parte de Telecom - el anuncio fue hecho el pasado 18 de febrero. Después de un poco más de un año de fundada, la Orquesta ha captado un importante patrocinio que demuestra que Telecom no sólo une a los colombianos sino a la Sinfónica con el país. Un valioso aporte financiero que no pareciera tener mayores consecuencias en el desarrollo artístico de la Orquesta sino en el desarrollo de su objetivo de servir a la mayor parte del territorio nacional.

En palabras del gerente de la Orquesta, José Fernando Iragorri, "Gracias a este apoyo, la Sinfónica Nacional cumplirá cada vez más a su propósito de ser una orquesta con alma de país. Este año casi duplicaremos el número de ciudades visitadas, con relación al 2004. De los 100 conciertos que ofreceremos 44 serán en 40 ciudades diferentes a Bogotá; incluso, llegaremos a poblaciones donde nunca antes se había presentado una agrupación de este nivel. El caso más cercano son los conciertos que se realizarán la primera semana de marzo. La tradicional Chocoanita, identificada como el himno de este departamento, o los suaves calipsos isleños que siempre nos remontan al caribe, por primera vez serán interpretados en vivo, en formato sinfónico, por más de 80 músicos de la Orquesta Sinfónica Nacional de Colombia".

La última afirmación me ayuda a confirmar la ausencia de proyecto artístico que percibe uno de la Orquesta desde sus inicios. Pareciera ser que interpretar Chocoanita o "suaves calipsos isleños" en versión sinfónica por primera vez fuera más impactante e importante que tocar por primera vez en Chocó o en San Andrés una de las grandes sinfonías que cualquier orquesta debe tener en su repertorio. Aparte de las esporádicas temporadas de conciertos en Bogotá, la Orquesta Sinfónica ha estado viajando por el país (llegando inclusive hasta Venezuela) llevando programas que a nivel artístico no le han aportado un desarrollo en su sonido y en su técnica y que han contribuido poco o nada al público espectador en su contacto con las joyas de la música orquestal del repertorio universal.

¿Por qué negarle al Chocó o a San Andrés el deleite de la Sinfonía No. 40 de Mozart o el Adagio para cuerdas de Barber? Si bien son obras que para conocedores podrían ser trilladas, éstas fueron ya ensayadas y presentadas en Bogotá y en regiones apartadas serían una novedad y un hermoso regalo de una "Orquesta con Alma de País".

Hay en las orquestas una percepción errada de que a la gente no le va a gustar la música que usualmente toca una orquesta sino que toca entregar una que otra "complacencia" para garantizar que el público no se aburra. De haber tenido el Ministerio claro que su propósito al crear una nueva entidad musical iba a ser el de cubrir territorio y desarrollar un repertorio popular (porque ojo, esto no es nacionalista), éste hubiese optado por reconstituir la Banda Sinfónica.

A mí me alegra que la Orquesta haya logrado comprometer a una de las grandes empresas del país en la financiación de hoteles y pasajes. Viajar por el país no está mal y es una labor que juiciosamente ha asumido la Sinfónica. Sería interesante, no obstante, que llegara otro patrocinio de otra gran empresa que estuviera condicionado a impulsar el estudio y presentación del repertorio sinfónico que tanto elude la orquesta. Así llegarían Beethoven, Mozart y Mendelssohn a la costa, en vez de versiones pasajeras de la música de Escalona, Lucho Bermúdez y Pacho Galán.

PD 1
Jorge Barón estuvo en el anuncio del patrocinio de Telecom y alguien sugirió que la Orquesta apareciera en su famoso programa de televisión. Si la idea es cubrir país y tener patrocinios, como dirían los gringos, this is a no-brainer.

PD 2
Este fin de semana continúa la Temporada Sinfónica 2005 en el Teatro Colsubsidio con un recital de un dueto de guitarristas holandeses. ¿Se les quedó la orquesta?

martes, marzo 01, 2005

Dido y Eneas en el Colón


Henry Purcell

Volvió el proyecto Música Antigua para Nuestro Tiempo con la presentación de la ópera barroca de Henry Purcell, Dido y Eneas, en una presentación con entrada gratuita en el Teatro Colón. El proyecto es dirigido por Federico Sepúlveda, director colombiano radicado en Basilea (Suiza).
En días siguientes espero tener una serie de preguntas y respuestas con Federico Sepúlveda para hablar sobre el proyecto, sus logros y sus dificultades.
Por ahora toca mencionar la aparatosa entrada de un gran número de gente al gallinero del teatro cuando la presentación ya habí­a empezado - muy incómodo para los demás miembros del público. Al ser un proyecto con gran componente pedagógico, no considero prudente entrar a comentar la actuación de artistas en formación. Sólo mencionar la gran calidad del sonido del coro dirigido por Alejandro Zuleta, la calidad del acompañamiento de la joven Ana Isabel Zorro en el chelo y una gran falencia en todos los cantantes: la pronunciación y dicción - por un momento pensé que se estaba cantando la versión en griego de Dido y Eneas.
Quedo pendiente con la entrevista.