BogoMusic: Entrevista a Federico Sepúlveda - 2a Parte

miércoles, marzo 09, 2005

Entrevista a Federico Sepúlveda - 2a Parte



1. ¿Cuál es el objetivo final de este proyecto? ¿Qué quieren concretar?
R/Queremos tener a largo plazo un espacio para la educación formal en música antigua en Colombia, a manera de postgrado, maestría o especialización.

Esta primera fase del proyecto, que culmina a principios de agosto de 2005, demostró que hay suficientes músicos con gran talento y un interés serio por el estudio y la profundización en esta música. Pero no queremos empatar directamente con el proyecto de educación formal. Habrá una fase intermedia, durante la cual seguirán las visitas desde Suiza, las cuales tendrán cada vez un carácter más académico. Vendrán menos personas y permanecerán más tiempo. Al mismo tiempo hay que ir adelantando otros procesos como la adquisición de una biblioteca con los requisitos mínimos para la apertura de un programa como el que queremos abrir.

2. ¿En qué parte del proceso va el proyecto?
R/ Creo que la pregunta quedó respondida con la anterior.

3. ¿Qué dificultades ha encontrado en el camino hacia ese objetivo?
R/ Dificultades de tipo estructural, sobretodo. Queremos trabajar en conjunto con las instituciones educativas que han demostrado su interés en este proyecto. Pero la formulación de la fase académica formal en conjunto con varias instituciones, así como trae ventajas muy grandes, trae dificultades difíciles de resolver. Estamos apenas empezando a "aterrizar" esta fase del proyecto. Habrá una evaluación final de la primera parte en agosto, y a partir de allí tendremos que sentar las bases para lograr un trabajo eficiente y con metas claras y muy bien definidas.

4. ¿Qué repertorio se ha trabajado en el proyecto y por qué se ha elegido?
R/ Los puntos claves del proyecto han sido obras "grandes", que puedan involucrar a un grupo numeroso de participantes en Colombia. Las obras han sido elegidas por los profesores invitados. El primer año tuvimos dos conciertos al final: uno con las obras de John Eccles "Hymn to Harmony" y "The Judgement of Paris", otro con la obra "The Passions".

El primero tuvo un resultado muy bueno, fue la primera experiencia de muchos de los estudiantes con instrumentos antiguos o adaptados, y se logró un buen acercamiento al sonido. El concierto de "The Passions", de William Hayes, fue una experiencia a nivel académico enriquecedora: el coro aprendió mucho, los solistas se enfrentaron a nuevas maneras de abordar la música. Pero el resultado musical no fue bueno, especialmente la noche del concierto. Los instrumentos no respondieron a la temperatura de la sala y en general no hubo una comunicación clara entre los músicos.

Esto nos sirvió para no ser tan ambiciosos y dejar un concierto grande como meta y objetivo final, que el segundo año fue "Dido y Eneas" de H. Purcell, para el cual se escogieron dos repartos. El primer reparto dio su concierto en septiembre de 2004. Allí se trabajó con una especialista en gestualidad barroca y se lograron resultados a ese nivel que impactaron tanto a los asistentes como a los mismos estudiantes. El sonido de la orquesta se ha venido depurando, y considerando que, en total, los estudiantes no han tenido un instrumento barroco en las manos más de tres meses, pienso que se ha hecho un trabajo extraordinario con ellos. La versión de febrero fue una versión de perfil más académico, que sirvió entre otras cosas para mantener la continuidad del trabajo y no esperar otro año para que los estudiantes vuelvan a acercarse a este repertorio con estos instrumentos.

5. Finalmente, sé que ha tenido la intención de crear una orquesta en Bogotá que pueda desarrollar este repertorio de manera más continua. ¿En qué va esa idea?
R/ Esta idea pensamos involucrarla al proceso académico que nacerá, ya que consideramos que el soporte teórico enfocado hacia la práctica debe estar presente para realizar un trabajo serio en este campo.

Escribe Federico...
Quisiera comentar un aparte de tu corta apreciación sobre la versión de febrero de Dido y Eneas, que a continuación cito:
"Al ser un proyecto con gran componente pedagógico, no considero prudente entrar a comentar la actuación de artistas en formación. Sólo mencionar la gran calidad del sonido del coro dirigido por Alejandro Zuleta, la calidad del acompañamiento de la joven Ana Isabel Zorro en el chelo y una gran falencia en todos los cantantes: la pronunciación y dicción - por un momento pensé que se estaba cantando la versión en griego de Dido y Eneas."

No estoy de acuerdo con tu primera apreciación: pienso que, al ser un proyecto con un gran componente académico, debe comentarse desde otro punto de vista, pero debe hacerse, ya que estos comentarios nos ayudan, tanto a los estudiantes como o todos lo que estamos envueltos en el mismo, a ver qué capta el público, qué capta alguien con tus conocimientos y tu trayectoria y qué podemos hacer mejor. Y alguien con tus herramientas puede con seguridad hacer comentarios que vayan en pro de nuestro proceso.

Pienso que algunos de los solistas (que también están en proceso de formación) tuvieron una pronunciación muy acertada del inglés. Otros, como tú dices, pudieron hacerlo mucho mejor. Teníamos en nuestro grupo de trabajo a una especialista en dicción que, por razones académicas ajenas al proyecto, no pudo estar con nosotros lo suficiente como para haber podido depurar este punto hasta llegar al menos a la claridad en el escenario.

El sonido de la orquesta va poco a poco unificándose. Creo que es importante dar el espacio para que lo mismos estudiantes reaccionen, con su oído y ese nuevo instinto que van desarrollando, a este nuevo sonido y la manera de manejarlo.

En este grupo con el que trabajamos todavía hay una diferencia muy marcada de niveles técnicos, y eso es bastante notable en el escenario. Pero queremos ir con calma y trabajar con los que quieren, y si los niveles se mantienen en unos rangos (que por ahora son amplios), podremos manejarlos para ir avanzando en cada reunión más hacia el sonido y el manejo del estilo que queremos. Esperamos poder mantener más o menos a la misma gente que ha estado estos dos años y medio, para poder consolidar de esa manera un cuerpo sonoro rico y flexible.
Considérate en plena libertad para hacernos las críticas constructivas que consideres pertinentes. Estaremos muy agradecidos de recibirlas.

Responde BogoMusic
Me alegra que de parte del proyecto se esté solicitando crítica. La verdad es que esta labor de criticar no es fácil. Por un lado hay un objetivo de prestar un servicio público de evaluación de lo que se ofrece a la audiencia general y por otro lado hay un objetivo de proporcionar comentarios constructivos. Para ser sincero, estoy aprendiendo poco a poco a hacer este trabajo (de manera voluntaria, además).

Mis primeras impresiones de lo poco que he visto y conocido del resultado del trabajo de Federico en Colombia son las siguientes:
1. Me parece un trabajo admirable, que alguien esté dispuesto a traer lo que ha aprendido y logre traer conocimientos y experiencias de otras personas es un gran logro.

2. El resultado del trabajo orquestal me parece muy bueno. Hay una gran evolución en los instrumentistas en cuanto a la limpieza y precisión de sus interpretaciones así como de la parte estilística. Creo que el fuerte del proyecto está aquí y no es por azar sino porque creo que ese es el fuerte de Federico, la parte orquestal instrumental.

3. Creo que a nivel vocal, en general, estamos bastante crudos - y no sólo el proyecto de Música Antigua para nuestro Tiempo. Creo que hace una gran falta de referentes locales de calidad y sobretodo creo que hay en general una prisa de parte de la mayoría de los proyectos vocales de meterse en montajes demasiado ambiciosos. ¿Por qué hacer óperas completas sin importar si el desarrollo y la calidad vocal de los/las cantantes se ajusta a las necesidades técnicas e interpretativas? Habiendo estudiado canto me siento en libertad de decir que el repertorio vocal es lo suficientemente amplio como para tener que meter a los estudiantes de canto a hacer óperas completas en vez de arias sueltas. Ni hablar tampoco de la ausencia en la gran mayoría de proyectos de una exploración hacia las arias, chansons, lieder o el repertorio de oratorio que tiene pasajes difíciles pero la mayoría de las veces menos exigentes en su dramatismo que las arias de ópera. No sé si de Suiza haya venido alguien a trabajar interpretación vocal del repertorio antiguo, pues es un campo bastante especializado con unas "reglas" muy singulares en cuanto a ornamentación y expresión.

4. Es importante que este año se empiece a consolidar la unión académica en torno al proyecto. Esto no tiene espera y me parece que en Suiza se debe hacer una evaluación muy concienzuda de los participantes en el proyecto y empezar a tomar decisiones drásticas. Este es un país que sufre de "reunionitis" aguda y estoy seguro que en más de una venida Federico se ha sentado a discutir los planes y las cosas. Me parece que la unión académica se debe empezar a concretar de manera más acelerada porque, si nos ponemos a pensar, ya van casi tres años de trabajo con algunos músicos, es decir más de la mitad de lo que dura una carrera universitaria.
--

Muchas gracias a Federico por sus respuestas.