BogoMusic: diciembre 2006

jueves, diciembre 21, 2006

¿Primero el huevo o la gallina?


Les recomiendo esta columna - el autor debate el significado de 'compositor', 'artista' e 'intérprete'. Me gustó su debate y especialmente su definición de estos términos para el mundo de la música clásica.

martes, diciembre 19, 2006

Venezuela y otras cosas


El Washington Post publicó un artículo acerca del Sistema de orquestas juveniles venezolano. Vale la pena leérselo y empezar a pensar en cuál ha sido el resultado de Batuta en sus años de funcionamiento y cuál ha sido el resultado del programa de Música para la Convivencia del gobierno Uribe (I y II). Los resultados de ninguno de los dos se ven pero no se sabe bien si es por ausencia de los mismos o porque nuestra prensa cultural simplemente no se interesa en estos temas (lo mejor en música en el año, para Revista Semana, fueron algunos discos; de música en vivo... nada).
---
Este año estuve increiblemente ocupado, estudiando y dedicándome a adquirir nuevos conocimientos. Debido a eso estuve muy alejado de la escena musical pero también gracias a eso tuve la oportunidad de convivir con nuevas personas en un ambiente universitario y ver cuál era la relación de estas personas con la música y la cultura. En pocas palabras, los gerentes culturales, de todos los niveles y en todo tipo de instituciones deben ponerse las pilas: tenemos una población ignorante, que no tiene las herramientas para disfrutar un concierto ni la información necesaria para generar la curiosidad que la lleva a asistir a uno. Tenemos una inmensa población de gente que no sabe distinguir entre Debussy y Bach y le da lo mismo si programan sus obras al lado de las de Revueltas o las de Tchaikovsky.
Las instituciones culturales están en mora de sacudirse un poco de estar en la comodidad de contar con un público cautivo o de estar satisfechos con tener de 25 a 30% de sus salas vacías (si es que no es más alto el porcentaje). Para salir de este problema se necesita creatividad, energía y, lo más importante, constancia. Estos tres elementos han sido fundamentales en el éxito de la formación de músicos venezolanos. Aquí estamos en mora, no solo a nivel de formación de artistas sino de formación de audiencias - un proceso que no puede empezar sin antes conocerlas más a fondo. Nunca es tarde.

miércoles, diciembre 13, 2006

Nostalgia

En un artículo en el Dallas Morning News se describe como la música "clásica" cambió hace treinta años con la desaparición del estatus de celebridad otorgado a los compositores de este género. Aparte de ser un viaje hacia un pasado que algunos extrañan, el artículo señala cómo hoy día estamos en un mundo parecido al descrito en Brave New World de Aldous Huxley - un mundo saturado de información (podcasts, iTunes, iPod, blogs, vlogs, Film&Arts, Mtv, VH1, internet, youtube.com, etc.) en donde podemos acceder a una cantidad de música impensable aún para nuestros antepasados más cercanos. Esta cantidad de música es desbordante, apabullante y a veces intoxicante.

Hoy nuestro ritmo de vida es tan acelerado y la cantidad de información a la que podemos acceder es de tal magnitud, que no sé si ese pasado nostálgico, en el que la información a la que accedíamos era seleccionada por editores especializados (los tastesetters), era un mundo mejor. Hoy hasta yo tengo mi púlpito, desde donde hablo y juzgo, produciendo más información para absorber.

Aprender a dominar toda esta información es tal vez el gran reto de este principio de siglo - nunca antes había tenido una persona tanto acceso al conocimiento universal (y también al embrutecimiento de los realities, Paulo Coelho y el resto de la pandilla). Por ahora los dejo con este granito de mi contribución al ruido mediático: si quieren comprar unos tres buenos discos de vacaciones compren la colección de Baltic Voices (Vols. 1, 2 y 3), una colección de obras corales de los países bálticos. Las obras son interpretadas por el Coro Filarmónico de Cámara de Estonia bajo la dirección de Paul Hillier. Son los tres discos que espero poder disfrutar a final de año cuando las responsabilidades se reducen y las noticias se concentran principalmente en hablar de las tradiciones navideñas y de fin de año que ya todos conocemos.

PD
Una persona me preguntó en un comentario a una entrada pasada acerca de la opinión que me merecen los nuevos compositores latinoamericanos. Específicamente me preguntó por Golijov y Catán. Pues así rapidito... me fascinan. De Golijov, para quienes no lo conozcan, consíganse las grabaciones de Ainadamar, Ayre, Yiddishbuk y, si se dan mañas, de St. Mark's Passion - esta música es electrizante.