BogoMusic: Filarmónica: ¿la papa caliente de Garzón?

lunes, mayo 22, 2006

Filarmónica: ¿la papa caliente de Garzón?

Después de más de dos años de los cuatro de gobierno que tiene el Alcalde Luis Eduardo Garzón, por fin ha habido un nombramiento en la Dirección General de la Orquesta Filarmónica de Bogotá. No deja de ser un nombramiento interesante. Miguel Antonio Cortés Garavito es el nuevo Director General de la Orquesta, nombrado la semana pasada para remplazar a Orlando Barbosa, Director Encargado desde el 2004. Barbosa, según reportó El Espectador, pidió ser remplazado por motivos de salud.

Haciendo una búsqueda en Google, lo único que pude encontrar es que Miguel Antonio Cortés fue Alcalde encargado de la localidad de Suba durante algunos meses en el 2005. Aparte de eso no aparece mayor cosa. Un curioso nombramiento que sigue sin aclarar cuál es realmente la actitud de la Alcaldía hacia la Orquesta y su futuro, sobretodo teniendo en cuenta que el asunto de los concursos para reingresar a la orquesta no se ha solucionado.

En la nota publicada por internet en El Espectador se decía que el sindicato de músicos veía este nombramiento como la posibilidad de reiniciar conversaciones con la dirección general de la orquesta y que la anterior administración le había generado un grave detrimento a los músicos de la orquesta. Nada más lejos de la realidad. Hace un año o un poco más, los músicos de la Orquesta recibieron un generoso ajuste salarial y es posible decir que nunca antes habían tenido los músicos tanta injerencia en el manejo de la Orquesta.

Es muy posible que lo que resta de la temporada 2006 ya esté planeado y que a Cortés le toque administrar tan sólo el día a día - cosa que tampoco es que sea muy fácil. Sin embargo, el gran reto será lo que pueda pasar este año cuando se esté planeando la temporada de conciertos del 2007. Por ahora, lo mejor es desearle la mayor de las suertes al nuevo director y confiar en que este no sea un nombramiento parecido a los que nos tiene ya acostumbrados el Alcalde Garzón: nombramientos temporales, poco técnicos y que suelen generar crisis que se resuelven con la salida del funcionario.