Ir al contenido principal

Desilusionado


David Garrett

El título lo dice todo. Así salí del recital de David Garrett y Paula Peluso en la Sala de Conciertos de la Biblioteca Luis Ángel Arango. El concierto lo había recomendado como el concierto del mes a la lista de correos BogoMusic (ver menú de al lado) por varias razones. Primero, la biografía de Garrett es envidiable - ha sido acompañado en la dirección orquestal por Abbado, Mehta, Sinopoli, Dutoit y Menuhin, entre otros. Segundo, el hecho de que grabe de manera exclusiva para la Deutsche Grammophon. Y tercero, porque me encanta el poder expresivo de las sonatas para violín y piano, en general.

El recital incluyó la Sonata No. 1 en sol mayor para violín y piano, Op. 78 de Brahms, la Sonata No. 1 en sol menor, BWV1001 de Bach y la Sonata No. 10 en sol mayor para violín y piano, Op. 96 de Beethoven. La sonata de Brahms que abrió el recital sonó aburrida e intrascendente. La sonata de Bach sorprendió por sus novedosos, mas no necesariamente efectivos, fraseo y articulación - muchas frases se sintieron interrumpidas o a veces hasta recortadas por la brevedad de algunas notas finales. Finalmente, la sonata de Beethoven, una de las obras más reconocidas de la literatura, se sintió vacía y sacó a relucir una falta de compenetración o de construcción artística entre pianista y violinista que también fue palpable en la interpretación del Brahms.

Garrett no es un mal violinista, para nada. Es muy preciso en sus notas y en sus tempos pero su sonido no es claro y frecuentemente se tiene la sensación de que durante su actuación limita la proyección de su sonido y la expresividad de su interpretación innecesariamente. Así mismo, escuché de algunos miembros del público sorpresa por lo audible que era su respiración. Me hizo recordar esto a los 'acompañamientos de voz' de Glenn Gould en sus grabaciones.

Debo agregar que Garrett sorprendió al público con su atuendo y aspecto fí­sico. Es un joven alto y muy bien parecido, de cabellera medio larga y desordenada, con una barba de dos días. Salió al escenario con zapatos elegantes, pantalones cargo verdes, una camisa y una chaqueta de botones enteros abotonada solamente en la mitad - el grunge encontrándose con el recital clásico. Esto me pareció excelente. ¡Qué maravilla dejar de lado la figura acartonada del corbatín y el sacoleva!

Al público le gustó -por lo menos eso deduzco de los aplausos. Yo, sin embargo, salí aplanchado. Esperaba más pero así es la vida del espectador: yo pagué mi boleta, fui y los artistas cumplieron, salieron y tocaron. Es una de las realidades de la vida del espectador - se corre un riesgo al asistir y se asume como parte de la experiencia de tratar de divertirse, descansar o educarse en un arte.

----------------------------
El reto de la semana
Hacer caber a los 80 cantantes de la Coral Santa Cecilia en el escenario del Auditorio Fabio Lozano para la interpretación de la Cantata Alexander Nevsky con la Orquesta Filarmónica de Bogotá. Viernes 3 de junio, 7:30pm. Boletas en la taquilla del auditorio.

----------------------------------------
Actualización Julio 17, 2005
Acabo de encontrar en la página de David Garrett varios enlaces a artículos acerca de su gira por Latinoamérica. He aquí los vínculos que tienen reseñas de los conciertos y que funcionan...

Comentarios

Entradas más populares de este blog

El articulito: al oído de la ministra Ariza y el ministro Ocampo

Imagen: Images Money Resumen ejecutivo: por medio de este artículo se le solicita al gobierno nacional, a la ministra de cultura Patricia Ariza, al ministro de hacienda José Antonio Ocampo y al Congreso de la República, excluir del proyecto de reforma tributaria la derogación del Artículo 180 de la Ley 1955 de 2019 y se presentan argumentos a favor de ello.

Naranjada tributaria

  Foto:  Evan-Amos , CC BY-SA 3.0 , vía Wikimedia Commons Hace unos años, cuando el ex-alcalde de Bogotá Antanas Mockus estuvo haciendo campaña presidencial, mencionó en varias entrevistas el libro The Cost of Rights (El costo de los derechos) de Stephen Holmes y Cass R. Sunstein. En esencia, los autores del libro señalaban que la manera de que el Estado garantice los derechos a sus ciudadanos (los derechos a la salud, a la seguridad, a la educación, etc.) es por medio del recaudo de suficientes impuestos que permitan una redistribución y uso de los mismos en proyectos de inversión social en... salud, educación, seguridad, etc. Haciendo referencia a este libro, Mockus quería explicarle al país que, si él era elegido presidente, la única manera de brindarle a los ciudadanos los derechos que promueve y protege la Constitución Política de Colombia era por medio de la creación de más impuestos. Benjamin Franklin decía que no había nada seguro en el mundo salvo la muerte y los impuestos

De la Ciclovía Nocturna y otros demonios

Asistir a un concierto en Bogotá requiere de una pasión, interés, compromiso y planeación inmensos. La ausencia de mejores y más cómodos medios de transporte público se suma a los ya conocidos problemas de seguridad, la incertidumbre acerca del estado del tráfico por cierres, arreglos de vías, accidentes o manifestaciones, que se suman a las restricciones a la circulación de vehículos según sus números de placa, y a la realización de eventos metropolitanos que son avisados, muchas veces, con tres días o una semana de antelación.   No tengo claro si la Alcaldía Mayor de Bogotá ha hecho alguna vez un estudio del impacto de estas variables sobre un sectores tan endeble como es el de las artes escénicas o sobre el consumo cultural. Son muchos los conciertos que se presentan una sola vez en Bogotá o, que si se repiten, como a veces pasa con los conciertos de la Filarmónica de Bogotá, tienden a ser en polos opuestos de la ciudad, lo cual efectivamente los hace eventos de una sola vez (co