BogoMusic: Dos sillas vacías para el Cuarteto Guarneri

lunes, mayo 30, 2005

Dos sillas vacías para el Cuarteto Guarneri


El Cuarteto Guarneri estuvo en la Luis Ángel

En abril la sala de conciertos de la Biblioteca Luis Ángel Arango estuvo muy activa con su serie de Grandes Intérpretes. En mayo, sorpresivamente, la cantidad de conciertos se redujo al punto que comenté con alguien que el único concierto era el del Cuarteto Guarneri del viernes pasado.

Este concierto lo recomendé como el "concierto del mes", compré boletas con anticipación y fue algo que estuve esperando con ansiedad durante semanas. Sin embargo, llegado el viernes, por problemas de salud, decidí no ir - nadie le jala a escuchar Beethoven con acompañamiento de tos. Siendo así, mi primer instinto fue buscar a quién regalarle las boletas. "¡Que no queden dos sillas vacías en semejante concierto!", me decí­a yo.

Saqué mis boletas para revisar las ubicaciones y me dispuse a llamar a un par de amigos que suelen ir a la serie de conciertos de la Biblioteca y que conocen gente a la que le gusta ir. Al sacar mis boletas me acordé que las mí­as eran boletas para estudiantes y que iba a ser muy incómodo usarlas para quien no lo fuera. Si uno compra boletas con descuento estudiantil debe llevar su identificación y mostrarla a la entrada del auditorio. Me imagino que es una manera de controlar que los que se beneficien del descuento sean realmente estudiantes. Si uno no tiene su carné, le ponen muchas trabas y hasta pueden decirle que no lo dejan entrar - no he visto a nadie que lo dejen por fuera pero esa es la actitud que se percibe.

Sabiendo que eran boletas para estudiantes decidí­ no llamar a este par de amigos que muy rápidamente hubiesen encontrado con quién ir (ellos ya tenían boletas). Eché cabeza y me puse a pensar en estudiantes que conociera yo que realmente los fueran a usar si se los ofrecía y no pude llegar ni a medio nombre. Lo cual me trae a dos preguntas...

1. ¿Vale la pena realmente que la Luis Ángel pierda la oportunidad de tener su auditorio lleno simplemente porque uno no puede regalar sus boletas así de fácil? y..
2. ¡Qué triste que no se me haya venido a la cabeza ningún estudiante -y conozco varios- que quisiera ir al recital! ¿Será que pasa algo con la apreciación musical de las nuevas generaciones o será que tengo que diversificar mis amistades?